lunes, 31 de agosto de 2009

. Reflexiones de color pastel

La vida te da demasiadas oportunidades para darte cuenta de que eres especial. Puedes sentirte solo y tener ganas de desaparecer entre la masa de gente que te rodea mientras atraviesas una transitada calle y te da por pensar en ideas suicidas. Quizá sea yo, que tengo ese lado en mi cabeza, un lado con sentimientos a flor de piel y ganas de perderme. No todo es malo en ello, siempre recurro a mis canciones para obtenerlo y tratar de evadirme en lo que sé que soy. El otro día di un paso en mi vida que me llevó a abrir ese lado a los míos, todo ha sido más fácil. Es como si volaras, si te hubieras enfrentado al monstruo que te ha perseguido para que lo hicieras todo mal y derrepente las cosas cambiaron. Mis dos yo se han evaporado convirtiéndose en uno solo. Fuí feliz, puedo prometerlo. Fue una sensación mágica. Las lágrimas salían a borbotones pero no noté esas ganas terribles de confesarme. Más bien, conocí una parte nueva de mí, que ya ha terminado. A veces necesitas pasarlo mal para darte cuenta de que estar encerrado en tí mismo no lleva a ninguna parte y la cabezonería que te caracteriza es mejor anularla durante un tiempo para acercarte a los tuyos.
Ayer estaba en la salita de estar y cogí un libro. En él leí que la mujer Escorpio posee una enorme incapacidad para abrir su personalidad a los demás; es verdad, siempre he tenido ese miedo a que los demás me odien por cómo soy, por mi inestabilidad emocional y todas esas cosas que me han hecho una mujer insegura. Pero, ya digo que, mis dos yo a partir de ahora no existen.
He decidido mantener mi cabeza sin esas movidas por un tiempo, el tiempo que me ha concedido la valentía empleada para hablar de Eso con los míos. Para escuchar a una madre terriblemente preocupada por mí, un padre con el que me he unido más que con nadie desde que he dado ese paso, una hermana mayor que continua dándome las charlas que me daba cuando tenía quince años y ahora las acepto con madurez, y un hermano que... bueno, dejémoslo en el chico de la casa que está creciendo y me recuerda mucho a mí.
Y es sólo eso, los que te quieren siempre van a estar ahí. Las personas que sin ir más lejos han estado detrás impulsándote a tirarte a la piscina sin darte un planchazo. Los que en realidad te conocen mejor de lo que crees. Ojalá se dieran cuenta de lo que les agradezco haber salido de ese agujero que me ha mantenido en la sombra durante tanto tiempo de mi vida.
Mis amigos, sé que los cuento con pocos dedos, pero suficiente. Les quiero,les he necesitado aun dándome la vuelta y alejándome de ellos. Les necesito. Y les voy a querer siempre.
Me gusta que todo esto haya pasado para hacer una puta buena reflexión después de mucho tiempo.
Cuando dentro de un año me encuentre en mi habitación alejada del mundanal ruido de Madrid,cuando no tenga más remedio que haber superado mis inseguridades, sonreiré.
Mi corazón se encuentra completamente radiante de felicidad.

9 comentarios:

  1. Cuando te vea que va a ser muy pronto,voy a darte un abrazo rompe costillas y un beso tan ruidoso que todo el mundo morirá de envidia de nuestra dulce amistad.Y estaré contigo,te agarraré fuerte la mano y te acompañaré en ese sentimiento de felicidad,porque las amigas debemos de estar también en los buenos momentos.Hagas lo que hagas,me sentiré orgullosa de ti,y cuando la cagues,no me separaré de tu lado...porque esa personalidad tan tuya que niegas a mostrar,a mi un día me cautivó,y supe que te quería a mi lado para siempre.

    ¿verdad que no es tan malo y no da tanto miedo hacerse un camino a la felicidad a pesar de los obstáculos y sentir que lo vas consiguiendo poco a poco? es la sensación mas bonita del mundo,y tú puedes lograrlo ;)

    ResponderEliminar
  2. No!

    Vuelve al color de antes!!

    ResponderEliminar
  3. MY DEAR SALLY: te voy a contar lo que creo yo que es la felicidad.

    En la vida todo el mundo tiene sus objetivos, tanto conscientes como inconscientes; algo a lo que persigue, busca y encuentra.
    Estos pequeños objetivos son pequeños camaleones. Todo el mundo busca sus pequeños camaleones y de repente ZAS!! Encuentras un camaleón enorme. Un camaleón verde y brillante que lleva tatuada en la cola la palabra FELICIDAD.

    La felicidad se camufla en miles de aspectos, poniéndonoslo difícil de encontrarla. Lo que pasa es que nadie sabe lo que de verdad quiere, con lo que está cómodo, lo que le hace disfrutar,... por que mucha gente nunca se llega a conocer. El reto más importante para alcanzar la felicidad es, conocerse a uno mismo.

    Bueno me dejo ya de jilipolleces, aunque para mí, tiene mucho sentido.

    ResponderEliminar
  4. jajja! lo sient sq llevo como 1 semana cn el movil apagado. cuando vuelva a madrid lo volvere a encender mientras tanto....desconexion. lo sient

    ResponderEliminar
  5. oye tronka,actualiza ya no?¿

    ResponderEliminar
  6. el blog es chulísmo, pero la ultima entrada la mejor!!actualiza please!!!

    ResponderEliminar